¿Qué es un jardín zen?

Seguro que has visto, alguna vez, bellas imágenes de los famosos jardines japoneses, paisajes en miniatura que te transportan a un estado de bienestar y serenidad y nos llevan a admirarlos de una manera especial.

Y es que los japoneses ponen un gusto especial en todo lo que hacen y la jardinería es un buen ejemplo de ello. La han elevado a la categoría de arte y, por ello, merecen que nos adentremos en ese mundo y conozcamos todos sus secretos.

La importancia de la jardinería en Japón

La cultura japonesa tiene en su arte de la jardinería uno de sus rasgos más característicos.

El desarrollo de este gusto por el paisajismo se remonta a los siglos VI y VIII d. C., cuando estas manifestaciones se asentaron alrededor de la antigua capital, Kioto, por influencia de China y Corea.

El carácter tranquilo, el gusto por lo minucioso y la capacidad de admiración por lo simple y el respeto por la naturaleza típicamente japoneses se conjugan a la perfección en la jardinería tradicional de Japón. Hay diferentes tipologías de jardines y las clases más importantes son: el jardín de paseo, con estanque y plano. Dentro de los jardines planos, el más famoso es el denominado jardín seco o zen.

Elementos naturales, como la tierra, la arena, las piedras, el agua, las plantas y los árboles, son las piezas que se conjugan con una rica variedad de combinaciones y dan lugar a preciosos jardines con un aire mágico.

Armonizar conceptos esenciales, como la escala (con la realización de paisajes en miniatura), el símbolo (aplicando a cada elemento un significado ulterior en relación con el universo) y el espacio (como superposición de fondos organizados en distintos niveles de importancia), son el fundamento de esta filosofía de jardín.

Los jardines zen

El jardín zen o karesansui es un ejemplo de lo que los japoneses llaman jardín seco. Consiste en un espacio relativamente pequeño y siempre bien delimitado que contiene una capa poco profunda de arena y grava salpicada de piedras, musgo, hierba u otros elementos naturales.

Reciben su nombre por ser unos elementos de meditación de los monjes zen japoneses.

Son jardines-escena, por lo que sus dimensiones son limitadas y cuenta con un máximo de 10×30 metros.

La arena es peinada con rastrillos, por lo que se consigue un hipnótico efecto de textura estriada, que bordea las rocas formando anillo; y, en el resto de la superficie, sigue una trayectoria paralela a la plataforma.

Hay diversas interpretaciones simbólicas y filosóficas de los jardines zen. Esencialmente, podemos decir que la arena rastrillada representa el océano con las características ondulaciones del agua alrededor de lo que serían islas y rocas.

Están pensados para ser admirados desde cierta altura, por lo que se encuentran ligeramente más hundidos que el nivel del suelo o rodeados con una pequeña plataforma que permita observarlos desde arriba.

El karesansui vivió su etapa más importante durante los siglos XIV, XV y XVI de nuestra era, en el periodo Muromachi, que vio nacer los conceptos básicos de este tipo de paisajismo: el yugen o la simplicidad elegante y el yohaku no bi o la belleza del vacío. Posteriormente, durante el periodo Azuchi-Momoyama (siglo XVI), sufrió algunas modificaciones, como la introducción de piedras talladas o práctica de recortar árboles o plantas, para dotarlos de distintas formas. Pero su trayectoria siguió plenamente vigente y, en el siglo XX, muchos arquitectos continuaron realizándolos.

El jardín zen por excelencia es el que se encuentra en el templo de Ryoan-ji, al noroeste de la ciudad de Kioto. Es el más famoso y uno de los más bellos y todavía mantiene su ancestral uso como medio de meditación de los monjes que ocupan el monasterio.

Los jardines zen son una perfecta conjunción de naturaleza, diseño, belleza y espiritualidad

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies