Los mejores árboles para dar sombra a tu jardín

¿A quién no le gusta disfrutar del aire libre en verano? Con la llegada del calor y el buen tiempo, pasar el rato descansando y disfrutando del aire libre se convierte en una de las opciones más atractivas, sobre todo para aquellos que cuentan con un jardín en casa. Para que puedas disfrutar al máximo de tu jardín y refrescarte bajo la sombra de un buen árbol, te presentamos una selección de los mejores árboles para dar sombra en tu jardín.

Árboles frondosos con sombra

Morera de papel

Es una de las mejores opciones para dar sombra. Este árbol originario de China, Japón, Taiwan y Malasia cuenta con una densa copa compuesta por enormes hojas que aporta una gran zona de sombra al jardín. Es de crecimiento rápido y suele alcanzar los 10 o 15 metros de altura.  Se trata de una especie que se adapta a cualquier tipo de suelo y que resiste muy bien la sequía, por lo que es ideal para quien vive en una zona seca.

Jacarandá

Es la especie perfecta si además de dar sombra quieres conseguir un toque de color en tu jardín. Sus hojas púrpuras aportan un contraste especial con el verde del césped o hierba y crea un rincón especial en el jardín. Su copa es esférica, ancha y frondosa y cuando las hojas caen crean una bonita alfombra púrpura. Este árbol tiene sus orígenes al otro lado del Atlántico, en países como Brasil, Paraguay y el norte de Argentina. Es de rápido crecimiento y llega a medir entre 6 y 10 metros de altura y su copa suele tener un diámetro de entre 4 y 6 metros, por lo que aporta una gran sombra. Son adecuadas para climas suaves en los que no se produzcan heladas e ideales para zonas urbanas.

Castaño de indias

Esta especie originaria de Bulgaria, Albania y Grecia, tiene una forma redondeada ideal para aportar sombra. Puede alcanzar los 20 metros de altura y de ancho puede llegar a igualar el alto midiendo entre 15 y 20 metros, por lo que aorta una sombra considerable. Es perfecto para los jardines grandes ya que tiene un aspecto majestuoso e impotente y el color de sus hojas, verdes en verano y amarillas con la llegada del otoño, aporta un toque muy natural. Es resistente al frío y tolera muy bien la humedad. No es la especie más adecuada para jardines con niños, porque sus frutos pueden ser espinosos. No se recomienda plantar más de un ejemplar en el mismo jardín por su gran tamaño.

Naranjo o naranjo amargo

Esta especie es perfecta porque además de dar sombra en el jardín nos proporciona frutos con los que hacer un refrescante zumo de naranja natural. Aporta belleza y utilidad. Son recomendables para jardines de tamaño medio, ya que suelen medir entre 3 y 5 metros de altura y su copa es compacta frondosa y globosa para lograr una buena zona de sombra sin ocupar demasiado espacio. Este árbol de hoja perenne tiene sus orígenes en Asia y se caracteriza por sus hojas verde oscuro y sus flores blancas aromáticas que desprenden un aroma apetecible. No es adecuado para zonas frías con heladas y no soporta los fuertes vientos. Ideal para zonas cálidas.

Árbol del paraíso

Se trata de una especia pequeña con trono bajo pero grandes ramas que ayudan a conseguir una buena sombra. Su tamaño de 8 metros de altura y 5 de diámetro lo convierte en una opción ideal para los jardines de tamaño medio. Es un ejemplar espinoso con hojas grisáceas con matices plateados que embellecen el jardín. Durante la primavera hecha flor en tonos amarillos que desprenden un aroma agradable. Su rápido crecimiento y su bello follaje lo convierten en un árbol ideal para la jardinería, incluso para formar setos. Es recomendable para zonas soleadas y terrenos secos.

Magnolio

Es el árbol ideal para cualquier jardín, ya que además de dar sombra tiene un alto valor ornamental. Tiene una estructura piramidal y sus ramas parten desde la base. No suele ser muy frondoso pero sí que aporta una sombra que se ve engalanado con sus bellas, grandes y aromáticas flores blancas durante los últimos meses de la primavera y los primeros del verano. Esta especie de origen estadounidense, es perfecta para los climas moderados con suelos frescos y húmedos ya que no resiste bien las altas temperaturas, el sol intenso, ni las heladas. Su crecimiento suele ser lento por lo que lo ideal es que si quieres un magnolio para tu jardín optes por plantar uno ya crecido para beneficiarte de la sombra.

Si quieres disfrutar de una buena sombra en tu jardín la mejor forma, y la más natural es optar por alguna de estas variedades de árbol que además de sombra oxigenarán y embellecerán el ambiente.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies